Cuida tu embarazo. Malestares típicos

5/04/2013



Buenos días!
Hace una par de semanas comentaba en esta sección de belleza, los cuidados que nos podemos dedicar las futuras mamás.
La entrada de hoy es un poco distinta, pues trata de muchos de los problemillas y malestares que nos podemos encontrar en el embarazo.
Como siempre desde mi propia experiencia.
Afortunadamente no se tienen todos a la vez, ni todos los días, pero os podéis encontrar con todo esto…

Durante el primer trimestre, mucho sueño y modorra, sobre todo en el primer embarazo. Hay que aprovechar para hacer siestas largas.
En el trabajo incluso había momentos de despiste y “cabeza ida” por la falta de descanso y la modorra que entra. Sin embargo, en el segundo embarazo y con un niño pequeño, no me daba tiempo ni a soñar…


Pueden ser recurrentes las arcadas y vómitos. Afortunadamente yo no lo he sufrido en ninguno de los dos embarazos, solo pequeños mareos y angustias los primeros días. Los especialistas aconsejan comer poco y a menudo para mitigarlos.




El segundo trimestre en teoría es el que más se disfruta, porque desaparecen las molestias del primero, y aún no estamos demasiado pesadas. Pero también tiene sus contras.
Por ejemplo, yo sufrí rinitis del embarazo pero solo el segundo embarazo. En enero pillé un resfriado importante, pero la congestión nasal no me abandonó hasta mes y medio después.
Se denomina “rinitis del embarazo” porque las mucosas nasales están extremadamente sensibles, debido al aumento de estrógenos. Para mitigarla, tomaba infusiones de tomillo y bebía mucha agua, además de mantener en mi habitación un humidificador.
Es una sensación muy desagradable, te impide respirar con normalidad, peor por las noches y se puede agravar con alergias y resfriados.

Otro malestar que me acompañó casi hasta el final del embarazo, fue la ciática. Lo sufrí desde el cuarto mes más o menos. En mi caso tiene que ver con la postura que tomo al dormir y la cantidad de horas que paso sentada. Los músculos no se relajan y me producen pinzamientos. Nada grave, pero con el peso de la barriga se acentúa y me molestaba mucho al caminar.
Para esto además se aconseja utilizar un calzado cómodo con un  tacón de unos 3cm, y colocar una almohada entre las piernas para dormir.

Y cómo no, un par de infecciones urinarias que he tenido con los dos embarazos. Son muy habituales, especialmente en invierno, porque los mayores niveles de progesterona hacen más lento el flujo de orina.

Y cuidado, en cuanto tengas síntomas consulta al médico, porque puede desencadenar una rotura de la bolsa...


El tercer trimestre, es otro cantar, y se me acumularon gran cantidad de problemillas, nada graves, pero si muy molestos.
Por ejemplo tuve gastroenteritis y virus estomacales varios, que te dejan muy mal cuerpo…
Molestias al andar, una vez que tenía encajado al bebé y la pelvis comienza a ensanchar y prepararse para el parto.

Notaba mucho más las contracciones. No es que se vaya a dar a luz, es también la preparación previa, porque ablandan el cuello del útero.
Dolores de espalda. Prácticamente a diario, por el peso de la barriga, la dificultad de coger una postura al dormir, el trabajo sentada…de lo más normal.

Y ardores, en todas las comidas y en especial por las noches. Las abuelas dicen que se debe a que el niño va a nacer con mucho pelo…la realidad es que el útero comienza a presionar el estómago y empuja la comida hacia el esófago.

Menos mal que no los he pasado todos a la vez…esto no es para asustar a las futuras mamás, sino simplemente contaros lo que a mí me pasó.
Y sobre todo, ante cualquier tema del que tengáis dudas, acudid al médico.

Espero que a las futuras mamás les ayuden estos consejillos, que no vienen nada más que de mi propia experiencia.




Image and video hosting by TinyPic

TE PUEDE GUSTAR

4 comentarios

  1. No tengo pensado quedarme embarazada pero me ha parecido una entrada muy interesante =)

    Amparo

    ResponderEliminar
  2. Yo sufrí mucho durante mi embarazo, sobre todo con los ardores.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. La pasada navidad trabajando venían muchas mujeres con estos síntomas, todo lo que describes puede pasar :)

    ResponderEliminar
  4. Hola! Quiero invitarte al Carrusel de Blogs que se celebra en mi blog! Besotes! Gaby de Las Cosas Ricas de Gaby

    ResponderEliminar

Tu comentario es muy valioso para seguir creciendo. ¡GRACIAS!

estoy en